martes, 5 de octubre de 2010

Romperé la lluvia en mil pedazos


Romperé la lluvia en mil pedazos y en cada gota derramada en el suelo de mis penas recordare que algún día estuve entre tus brazos. Lamentare haberte perdido y sufriré con nostalgia en mi corazón porque me diste la espalda cuando mas te necesitaba. La melancolía me asecha porque no estas ahora aquí y mi alma se siente condenada a vivir sin ti. Entre mis manos sostendré un rayo, ese mismo que partirá el amor que siento por ti, ese amor será destruido, ese amor ya no tendrá sentido. Guardare las estrellas que has besado para dármelas a mi en el baúl de lo olvidado y partiré de aquí para no regresar jamás. Romperé el cristal y lo haré polvo para que brille en mi cielo, que ya no es tuyo y que solo a mi me pertenece. Con mucho cuidado te entregue mi corazón herido y cuando creí que ya había sanado intentaste matarlo. ¿Por qué? ¿Qué te he hecho yo? Siento no merecer este dolor, siento no merecer que me hayas traicionado, siento que no debo sufrir por ti, no mereces ni una de mis lagrimas pero no puedo evitarlo, lloro por ti. Abriré nuevas puertas, caminare nuevos caminos, conoceré nuevas ilusiones, cosechare nuevos sueños, alimentare nuevas alegrías. Un nuevo amor vendrá por mi y me hará feliz. Seré una flor que renace, las nubes abrirán el paso de un sol que caliente la tierra que luego caminare descalza con paso firme y sin temblar, sin temer, sin vacilar iré en busca de mi felicidad que ahora entiendo que no era junto a ti.



BRENDA SEIGUER

1 comentario:

  1. Un final feliz :)
    interesante, buena composicion...
    Saludos.

    ResponderEliminar