domingo, 10 de marzo de 2013

Escombros Invisibles


Un poco de silencio para este corazón aturdido. Un poco de sentido común a mis palabras, esas que inconscientes gritan por tu amor.
De algo desconocido padezco, de un  amor infinito e inalcanzable, ese que me invento todos los días a mi lado pero que tu no sientes.
Tu mirada busco, a tu vacío concurro. Tu cariño anhelo, tu desamor encuentro. Entre tantos ojos tuve que mirar los tuyos para saber que ahí me quería perder, que triste es saber que un muro se antepone entre tu corazón y mi amor.
Buscándome desaparezco entre la multitud, ¿En que espacio deje lo que solía ser?, ¿En que cuaderno viejo deje mis líneas escritas para reencontrarme conmigo misma? 
Y siempre vuelvo al mismo lugar, pasan los días y siempre esta ahí la misma sensación de extrañarte, de sentir que nada es lo mismo en tu ausencia, que algo le falta a mi vida si vos no estas en ella, que parece la nada misma el todo en si.
Sigo adelante pisando los escombros,  hago de cuenta de que no están allí, y cuando los veo, cuando realmente siento que los toco con mis manos y palpo el dolor que aquellos tiempos dejaron en mi, estallo en soledad y nadie se entera porque para los demás esos escombros son invisibles.
Y hablo con paredes que tienen aspecto de personas, siguen su vida como yo con la mía, cada uno pisando sus escombros, la diferencia es que para mi los mismos no son invisibles, no son los míos pero igual los veo.
Pero siempre logro rescatar mis ideas, siempre terminan salvándome, ahora en estas líneas dejo una parte de mi, esto que aparentemente soy por ahora: una mujer que busca un amor que la haga perderse hasta encontrarse.

BRENDA SEIGUER